Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Lun 04 Sep 2017, 11:30 am.
Últimos temas
» ■ Normas{Obligatorio leer & firmar}
Vie 25 Mar 2016, 2:20 pm por Hibari-Chan.

» {Evento} SAO: IRL
Jue 11 Feb 2016, 5:20 pm por jessicab45

» Afiliación especial-Sakka Yarouze [Inazuma Eleven]
Mar 09 Feb 2016, 9:05 am por Invitado

» Nuevo Inicio [ L I B R E ]
Sáb 09 Ene 2016, 10:57 am por Jessica

» ■ Sistema de exploración y party
Dom 27 Dic 2015, 2:12 am por Dantez

» [Normal] Dorian Gray PA
Lun 23 Nov 2015, 8:15 am por Invitado

» Sistema de combate y cálculo de daño
Dom 15 Nov 2015, 7:01 am por Rachel Gremory

» Quinto Combate: Aura vs Aerum
Lun 19 Oct 2015, 11:07 am por Aura

» Cuarto combate: Aswe vs Baix
Dom 18 Oct 2015, 5:28 am por Aswe

Novedades de Aincrad

Mas !
Estación

Afiliados
Botones
Sword Art Online (SAO) Sword Art Online (SAO)
Afiliados
Psycho-Pass RPGStrange Land!Forbidden LoveinternadotenebrisCrear foroBloody Rose RolINNOCENT MALICEThe Clock and The HatCrear foroPersona5 FES
Creditos
Sword Art Online - Roleplay life BY Sistema Operativo S.A.O is Licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.Todo Contenido dentro del Foro es propiedad de sus respectivos Autores. El Skin Pertenece a #Sword Art online Roleplaylife. Su estructura, desarrollo e información han sido creados y editados por Shynx, Jôn Azoth. & Ashura Todas las imagenes creadas del foro han sido tomadas del internet, sin embargo han sido editadas por Ashura & Shynx al igual que las tablillas.La copia total o parcial tanto de imagen, estructuras como contenidos estan completamente prohibidas. Se Agradece a OSC ♣ ATF Por todos Sus Tutoriales.

Chains of hearts...[Saya]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Maximillian el Lun 27 Oct 2014, 5:00 pm

Tras el anuncio de Kabaya de nuestra estadía permanente en el juego yo termine de rodillas viendo el suelo con el corazón destrozado y la mente en un corto circuito, incapaz de procesar nada que no fuera que no fuera culpa y desolación. No tengo idea de cuánto tiempo estuve así si minutos, horas o días.

-Ayude a crear un monstruo. Ayude a crear un monstruo. Ayude a crear un monstruo- Pensaba una y otra vez sin parar…pero una pequeña, minúscula, casi inexistente parte de él empezaba a reaccionar. Empezaba a hacerse a la idea y a buscar una solución por lo que por un instante se detuvo e intento pensar una solución…no hubo resultado.

-Ayude a crear un monstruo. Ayude a crear un monstruo. Ayude a crear un monstruo- Me seguía diciendo y tras un rato otra vez se cortó la línea de pensamientos para pensar en una solución e inconscientemente apareció una imagen demasiado borrosa de color rosado.

-Ayude a crear un monstruo….Ayude a crear un monstruo… Ayude a crear un monstruo- Mis repetidos pensamientos empezaban a acortarse. La búsqueda de mi cabeza por encontrar algo más, una posibilidad o algo que le diera la fuerza para salir de este estado -Ayude a crear un monstruo. ……Ayude a crear un monstruo. Ayude a crear un monstruo….- De pronto una imagen de una pelirosada enojada apareció en mi mente fue un solo segundo pero permitió que al menos alzara mi cara.

El proceso se repitió una y otra vez hasta que mi cuerpo empezó a moverse. No tenía idea de que estaba haciendo o a donde iba pero aunque las palabras se repetían una y otra vez en mi mente parte de mi buscaba salvación, perdón, alguien que me rescatara de esta desesperación. Inconscientemente buscaba a la pelirrosa tsundere llamada Saya Takagi. Mis ojos vacíos y sin vida no distinguían nada pero buscaban ese color rosado. Antes de darme cuenta mi cuerpo se movía tambaleante por los multitudes de gente sin rumbo fijo, incluso podría terminar saliendo de los terrenos seguros de la ciudad y no me daría cuenta.

De pronto caí. Alguien aterrado por la situación me empujo sin querer y en mi estado no tenía fuerza o mente para equilibrarme ni el deseo de meter las manos así que sólo caí en el frió suelo, como un saco tirado, sin un aparente deseo de pararse. No sé exactamente cuánto tiempo estuve en el suelo pero sé que tiempo después estaba obscuro, probablemente era de noche y me encontraba caminando de nuevo por la obscuridad de la ciudad. Chocando con prácticamente todo muro u objeto que se me ponía enfrente, tropezando a cada oportunidad. No dormí y al mismo tiempo nunca estuve despierto en lo absoluto, era la realidad cruel en la que estaba.

En un callejón nuevamente volví a tropezar, no porque algo me detuviera, sino porque mi mente ya no daba para más. Estaba agotado y caí agotado en ese lugar....

Cuando finalmente desperté ya era de día. No estaba muy lúcido realmente, me sentía fatal y me dolía la cabeza tanto que sentía que había tenido una resaca.

-¿Don...Dónde estoy?- Me dije habiendo olvidado de momento los recuerdos del día anterior. Como pude me paré lentamente sin reconocer nada ni nadie. Miré a los alrededores y nada se me hacía familiar, pero vi que en mi vista había una barra verde entre otras cosas..

Un dolor punzante y acompañado de cortes de lo que paso el día anterior golpe mi cabeza y me hizo agarrármela con fuerza. -¡AHHHHH!Noooo, No, nooo. ¡Es imposible!¡Tiene que haber un error!- Me levanté y corrí como alma que lleva el diablo por toda la ciudad esperando encontrar algo que me dijera que esté es el mundo real, pero no fue así. Llegué a las afueras de la ciudad y parecía que no podría escapar de la realidad.

Estiré mi mano y al instante una espada curvada apareció en ella. Esto era todo. No tenía oportunidad de esquivar la verdad mucho más.

No me sentía capaz de pelear ahora mismo. Entendía que debía acabar el juego como sea posible pero en mi estado sólo me estaría suicidando. Necesitaba más estabilidad mental...o tal vez estaba asustado de morir...No estaba seguro de que hacer ni de que sentía. Necesitaba lograr calmarme y pensar, pensar que hacer y que quiero hacer. De pronto el rostro de saya paso por mi cabeza y se quedó por lo que empecé a sentir un terrible deseo de verla, pero sabía que no estaría aquí. y de hecho NO QUERÍA que estuviera aquí pues significaba que su vida estaría en peligro, peor aún que YO  ayudé a ponerla en peligro. Deseaba verla sin entender como exactamente eso me ayudaría pero al mismo tiempo no quería verla.

Me metí en la ciudad y miré las caras de los jugadores. Casi todas devastadas o con desesperación. Algunos estaban en un muro asustados, temblando, pero eso no era lo que me molestaba. Sino que cada vez que me veía o mis ojos se cruzaban con los de ellos algo pasaba por mi mente. -¿QUÉ HE HECHO?- Necesitaba alejarme, necesitaba pensar, pero el único lugar donde podría estar seguro es en lo profundo del bosque más no quería ir ahí. Podía morir. Corrí, corrí buscando un lugar donde pudiera tener un poco de paz mental. Un poco, pero sin embargo termine llegando a la plaza mayor. -Aquí no...- Me dije, pero vi la fuente en medio de todo y quise ir ahí. Porque ahí empezó todo.

Corrí hacia la fuente sin importar las miradas que atraía y me recargue en ella con mis brazos mirándola. Empezaba a respirar agitado, me sentía sofocado, pero no podía despegarme de aquí. Me voltee y miré a los cientos de jugadores en la plaza. -¿Que he hecho-  volví a pensar asustado antes de sentarme en el suelo y  mirarlo intentando esconder mi cara de la vista de todos mientras buscaba calmar la desesperación y culpa que me inundaba...

-Saya-chan...- Me dije asustado inconscientemente buscando sacar fuerzas y refugio en su recuerdo.


"My reason to live is in your smile"
-Hablo--Narro--Pienso-
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Algunas veces debes arriesgarte a hacer una locura"
-Bitácora-     -Stats & Powers-     -Treasure Box-      -ID-
avatar
Maximillian
Nivel 2

▪ Love : 1

Status
HP:
400/400  (400/400)
Agotamiento:
11/11  (11/11)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Jessica el Lun 27 Oct 2014, 7:26 pm



Y me encontraba allí, perdida y sumergida en mis pensamientos, no sabía que hacer , a donde ir... me encontraba confundida, el grito y llanto de jugadores me aturdía, debía salir de ahí, pero no podía mis piernas no me permitían mover, estaba asustada.  Los jugadores empezaron a movilizarse, algunos buscando ir de caza, otros de quest, deseaban salir y la única forma de hacerlo era luchar. Ganar los puntos necesarios para obtener nivel y abrirte paso para intentar superar el primer piso. Mientras otros se quedaban en busca de un refugio, no se sentían hábiles para pelear o quizás estaban muy asustados, tanto como ¿Yo? Sí, como yo.. estaba tan asustada que me mantuve ahí en silencio, de rodillas mientras la gente a mi alrededor empujaba para abrir camino.

Armada de valentía, me dispuse a estar en pie mientras aún mis brazos abrazaban parte de mi cuerpo, observé con atención a la gente que me rodeaba y con ello a los hombres que lucían ridículos con trajes femeninos y de poco estilo. Pero no podía hablar mucho sobre ello, mis prendas eran masculinas, y a diferencia de las féminas que portaban una especie de falda, mis piernas eran cubiertas por la tela gris del pantalón.

Y no olvidemos mi cabello, el corte bajo había desaparecido dejando a flor la extensión que este llevaba, era largo lacio y con leves ondulaciones que llegaban hasta la altura de su cadera, sin mencionar como de una tonalidad oscura había pasado a un rosado intenso, asimilando un rojizo. Algunas hebras cubría su rostro, sin contar su flequillo, era una mujer llamativa poseía buenas curvas y si eso no era suficiente su cabellera de seguro llamaría la atención.

Pero olvidando por un momento su conflicto emocional y el shock ¿Donde estaba Máx? era una pregunta que a cada segundo cruzaba por su cabeza, había llegado aquí con la misión de vencerlo, de derrotarlo en el juego que el había escogido para su propio disfrute y curiosidad, pero ahora todo era distinto. Estaba atrapada entre la vida y la muerte, pregunta tras preguntas, duda, pensamientos absurdos, de todo un poco cercaba su mente, no podía estar tranquila, no entendía lo que sucedía o quizás sí, pero no deseaba asumirlo como una verdad.

Max.. Maximillian.. — Pronuncie, una y otra vez su nombre a cada paso que daba, la irá y el caos se había desatado por completo en dicha zona y ya no era seguro permanecer ahí, estaba preocupada, asustada, no sabía si el estaba bien, si el estaba ahí o si se encontraba solo atrapada en aquel lugar. Pero este no era el momento para más cuestionarse y llenarse de interrogante que no podía responder, debía volver a la realidad y aceptar el hecho que estaba viviendo.

Camino hacia los callejones de la ciudad se dirigía hacia los límites de la misma, pero la duda era latente ¿Y si no sobrevivo? ¿Y si al salir muero? el miedo se había adueñado por completo de ella, actuaba de manera cobarde algo impropio de ella ¿Que estaba sucediendo? ¿Acaso esto es más poderoso que mí? me cuestionaba, y negaba con la cabeza una y otra vez, parecía loca.

Y como todo llega a su fin, la tarde termino cubriendo a la ciudad  con un velo nocturno. La noche había llegado y yo seguía allí, en el callejón entre lamentos y lágrimas, como una niña de 5 años a la que le robaron su dulce favorito.

 —Saya.. reacciona.. es hora de poner un fin a tus lágrimas, fue suficiente no puedes quedarte aquí en el frío de la noche, en este piso áspero lleno de polvo.. basta saya..— dije, presionando las mangas de mi camisa con la yema de los dedos, debía creerlo, debía aceptar que esta era mi actual realidad, ya había sido suficiente la etapa de negación, era hora de salir eres shock. Pero no sabía que hacer, miré al cielo perdida esperanzada a que me llegara algún tipo de respuesta pero solo escuche el silencio de la noche, los pasos de los jugadores y las voces de lamento que aún se oían.

La noche era fría, oscura, las calles eran alumbradas apenas por los pequeños faroles de luz, no tenía nada de que preocuparse este sitio estaba marcado como una de las zonas seguras, así que era imposible que la atacaran o por lo menos desconocía el hecho de que pudiese correr algún riesgo. Pregunte a cada jugador que tropecé en mi camino por una posada, económica, tranquila, me sentía agotada y solo deseaba sentir la comodidad de una cama. Así que en mi necesidad y deseo, logré encontrar el lugar adecuado para descansar esperando escapar de la horrible vivencia por unas horas.


Buenos días, mundo..—  murmuré con la esperanza de que el día anterior haya sido un mal sueño, pero no, no fue así. Todo era real, ahora estaba atrapada en un estúpido juego de muerte con gente llorona, cobarde y sin escrúpulos. Y sí, como se habrán dado cuenta otra vez, volví a ser yo. Necesitaba unas horas para enfriar mi mente, y el sueño fue la mejor solución, pero era extraño sentía hambre, y en parte aún estaba cansada ¿Hasta el hambre es real? ¿Enserio? me cuestioné con una mueca de insatisfacción.

Preparé mi vestimenta, el armamento que había adquirido en la tienda y me dispuse a salir, en busca de algún tipo de ayuda de lo contrario estaría en serio problemas. Pero algo aún le impedía recobrar su completa cordura, Máx... el idiota al que había seguido, y que nunca llegó a tropezarse en el centro donde todos había sido convocados y bueno, era algo obvio entre tantos jugadores encontrarlo no sería fácil, pero al menos tenía la esperanza de que destacara esa melena a la que llamaba.. ¿Cabello? ante el recuerdo una leve sonrisa apareció en su rostro ante su llegada al centro de la plaza.
avatar
Jessica
Nivel 1

▪ Love : 2

Status
HP:
200/200  (200/200)
Agotamiento:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Maximillian el Lun 27 Oct 2014, 10:28 pm

Pasé buen rato sentado ahí, ni idea de cuánto tiempo, deprimido mirando el suelo intentando calmarme y reunir mi corazón para hacer las cosas que sé qué debo hacer, pero yo mismo lo sabía, no hay manera en que pueda terminar el juego por mi cuenta. Era claro que necesitaba la ayuda de alguien en algún momento para poder proseguir y no podría hacerlo si no puedo dejar de sentirme culpable de haber ayudado a que esto ocurriera.

Por un momento pensé que quizás le haría un favor a esta gente al acabar con mi vida. Es decir, ayude a crear esta situación, pero era más fuerte que eso y deseche la idea. Quizás una parte de mí se negaba a aceptar la culpa alegando que yo no sabía, que aun sin mi trabajo el juego se hubiera completado el mismo día solo buscando a otro u otros. Podía pensar eso...pero no era suficiente para quitar de mi corazón esta carga ni me permitía tener la fuerza para encarar la mirada de las personas lo que nos llevaba de nuevo al principio.

Miré alrededor. Ahora mismo mi deseo de arreglar la situación se pelea con la culpa de haberla causado, el miedo al rechazo y a la muerte así que necesitaba más fuerza. Sabía el tipo de persona que era. No me gustaba esforzarme ni destacar si no tenía alguien que me importe en juego o no me parecía interesante algo. Ahora miles de personas cuentan con que se termine el juego, necesitaba sacar fuerza de ello...pero no podía enfrentarlos.

Buscando una razón más para sacar fuerza pensé en mi vida, en el mundo afuera de este lugar. Mis padres me quieren...bueno, salvo por los que me encelan mucha gente me admira...aunque parte de mi personalidad es algo que creo para causar eso. Sin duda mis padres están preocupados y asustados pero si alguien les pregunta les dirán que yo arreglaré la situación...Eso me hacia considerar algo que me asustaba en otra manera. Si se sabe que estaba implicado en la creación del juego no había forma de saber si alguien me desconectaría en venganza por su hijo muerto. Para ellos seria fácil, claro que si lo piensan bien estoy pagando el precio corriendo el mismo riesgo que sus hijos, pero el problema es que la gente dolida no piensa bien.

Suspiré.

Estaba divagando, tenía que volver a sacar fuerzas. Mucha gente me admira y debe pensar que puedo ser útil en esta situación, más podría ayudar a arreglarla, pero basta un vistazo a los ojos de la gente para que voltee mi mirada. Luego pensé en Saya-chan. Aunque la gente me admira ella ha sido la única que directamente me ha enfrentado, no se ha intimidado ni ocultado sus intentos de superarme en las sombras como todos los demás que me encelan, no se ha aprovechado de mi ni de mi poco interés por estudiar por estudiar y hasta me a jalado de las orejas literalmente para que lo haga así pueda tener una pelea en las mismas condiciones. Se la pasa regañándome por mis tonterías pero eso significa para mí que le importo, vamos que hasta se cambió a una escuela de menor nivel del que se merece por mí y ella es de las pocas que se niegan a darme la razón solo porque sea más listo que ella. Es hermosa pero difícil de complacer y aunque se queja mucho sé que tiene un buen corazón y que es linda sin importar si trata de ocultarlo. Si me la he pasado rato deseando verla significa sin duda que me importa. Por alguna razón sentía que detrás de todos los regaños y discusiones que teníamos había algo cálido en el fondo, tal vez desde el principio y es por eso que me acercaba a ella...por eso nunca me aleje de ella.

Sonreí suavemente. -Si salgo de aquí con vida me gustaría verla...-

Suspiré una vez más. Sinceramente aun no podía enfrentar la mirada de la gente, me costaba alzar la cabeza y eso me hizo imaginar a la princesa rosa con sus aires de grandeza en mi lugar gritándole al mundo que ella acabaría el juego. jajaja podía imaginármela diciendo eso para hacerse notar y para demostrar su enorme desagrado a esta situación. Esa idea me hizo reír un poco comprándolo con el patético yo de ahora mismo. Se supone que cuando ella no puede con algo yo intervengo intentando dejar que tome el crédito si puedo pero ahora yo estoy derrotado y su solo recuerdo me supera completamente.

-Si realmente pasara eso no me cabe duda de que me restregaría esa victoria por toda la eternidad- Dije con una pequeña sonrisa.  Pero entonces una idea cruzo por mi mente. No merezco sonreír luego de haber ayudado a crear todo esto ¿En que pensaba? Todos los que ya murieron me mirarían con odio pues ellos si pudieran.

Volví a suspirar. Está batalla mental se está volviendo larga y tediosa. Parecía que apenas daba un paso retrocedía dos. Me empecé a imaginar que haría Saya de verme. Me la imaginé regañándome, tal vez hasta insultándome por su enfado de verme así e incluso jalándome de la oreja para forzarme a acompañarla a terminar el juego.

-Sí tan sólo estuviera aquí...-

Por todo lo imaginado parte de mí le gustaría que estuviera aquí para hacer lo que se supone que debo hacer además que la meta de liberar a todos los jugadores la incluiría a ella y la idea de protegerla aumentaría aún más mi resolución. Después de todo es alguien importante para mí, pero al mismo tiempo me la pasaría culpándome más en el fondo porque no solo gente desconocida está en peligro por algo que ayude a crear sino también alguien cercano que me importaba corría peligro, sinceramente no sabría cómo soportar dicha culpa.

De pronto vi algo rosado a lo lejos -¿Ara?... Me pregunte sin creerme lo que ven mis ojos y aunque es totalmente inútil me talle los ojos antes de mirar de nuevo. Me parecía ver ese cabello rosado y esa silueta sexy que tanto he pensado pero en ropas masculinas a lo lejos. El corte es diferente, pero he llegado a ver a Saya con el pelo suelto y ese color es muy único para confundirlo -...Es oficial, me estoy volviendo loco...Bueno, supongo que era de esperarse.- Pensé mientras miraba la figura.

No era de sorprenderse. Estaba seguro que había muchos sin una carga de culpabilidad que ya se abrían suicidado o perdido la razón por lo que yo tenía mayores probabilidades de caer en eso y sí me la paso pensando en ella es posible que mi menté cree un yo esquizofrenico o que empiece a ver su rostro en todos lados.

-¿No podía al menos imaginarla en alguien que llevara ropa de mujer? Podría empezar a temer que tengo más..."problemas" de los que creo...-

Aun así, incluso si era falsa una parte de mi estaba considerando el "que si es real”. Empecé a mirar a otros lados y no encontré a nadie más así que no es como si la empezara a imaginar en todos lados. Esto me decía que me equivoco de persona, que es real o que es esquizofrenia...

-Bueno, supongo que sólo hay una forma de saberlo- Me dije aun asustado de que sea ella pero al mismo tiempo deseándolo y me acerqué al primer tipo que no se veía enloquecido y que no tenía una falda (por si las moscas)

-Oye dude. Una pregunta ¿Ves a aquella belleza sexy de pelo rosado en trajes de hombre?- Le dije dudoso.

-¿Eh? -Pregunto confundido antes de mirarla- Oh, cielos. Es cierto, ¿Enserio hay una belleza así en el juego?...- Dijo sorprendido por lo que supe que es verdad y muchos sentimientos empezaron a pelear en mi interior más las siguientes palabras del joven acompañadas con una sonrisa un poco depravada causaron una tregua temporal- Tengo que pedirle que se una a mi equipo-

Inmediatamente pensó en correr hacia ella pero le agarré del hombro fuertemente y le miré con una aterradora mirada más propia de un Yakusa veterano que de mí. Era una mirada cual juraba el peor de los infiernos si se atrevía a tocarle un pelo -Sobre TÚ cadáver- Dije muy suave y lentamente de un modo terrorífico por lo que el chico dejo salir un grito suave y se alejó.

Suspiré y miré a Saya. Ella realmente estaba aquí por algún motivo cósmico o tal vez porque kami decidió ponerme a prueba y burlarse de mí, pero sea como sea sentía una culpa que me hacia desear caer al suelo y retorcerme pero al mismo tiempo mi cuerpo empezó a sentirse atraído como si una fuerza magnética lo jalara hacia ella deseando su calor, su confort y poder sacar de ella la fuerza para superar esto.

Me acerqué lentamente sin dejar que nada me detuviera. -¿Qué estoy haciendo?- Me preguntaba mientras caminaba hacia ella. -¿Que he hecho?- Me decía sin parar -No tengo derecho de verla- pero no paraba -Ni de hablarle- mis pies seguían -Y tiene todo el derecho de odiarme- hasta llegar frente a ella -pero aun así…- mi mirada se cruzó con la suya.


-¡¡¡LA NECESITO!!!-




No dije nada, no pensé en nada, apenas la miré un momento estando seguro que es ella mis ojos mostraron el miedo y dolor de mi corazón antes de que terminara de cerrar la distancia en un instante para abrazarla con mis manos temblorosas mientras comenzaba a llorar de nuevo dejando salir todo el horror que aun llevo dentro.


"My reason to live is in your smile"
-Hablo--Narro--Pienso-
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Algunas veces debes arriesgarte a hacer una locura"
-Bitácora-     -Stats & Powers-     -Treasure Box-      -ID-
avatar
Maximillian
Nivel 2

▪ Love : 1

Status
HP:
400/400  (400/400)
Agotamiento:
11/11  (11/11)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Jessica el Mar 28 Oct 2014, 8:51 am





Había llegado al centro de la plaza, buscaba una dirección , una guía, algo queme ayudara a seguir. Hoy la ciudad estaba mas tranquila a diferencia del día anterior pero aún estaba presente la existencia de esos rostro demacrados, sumergidos en la agonía y temor. Observe a cada individuo, analice su aspecto físico, la contextura de su cuerpo, sus ademanes, todo, todo lo que me fuese posible para encontrar al jugador indicado al que pediría ayuda, investigue algunas tácticas y averigue sobre los lugares de menos riesgo. Pero que sean favorables para la caza, necesitaba levear, conseguir dinero y uno que otro alimento.

El cabello me estorba y me maldije al rechazar la oportunidad de cortarmelo,cuando apareció la oportunidad, pero sinceramente me daba lastima cortarlo, le tenía un cuido especial, era hermoso y radiante, amaba mi cabello y la idea de cortarlo me fastidiaba.

Pero no neguemos que a veces representaba una gran molestia, sobre todo cuando no poseía lazo alguno que lo sostuviese. Mis recuerdos sobre max, se mantenían latentes, quizás el no saber de el, lo mantenía presente en mi mente... Estaba preocupada, y en mis pensamientos pedía ver su risa tonta y aquel tono escarlata que tanto me gustaba, irónico. Pero me gustaba o mejor dicho atraía la tonalidad de su cabello, creo que en fondo no lo odiaba, quizás le tenía aprecio pero envidiaba el ingenio que poseía y manera en la que llamaba la atención

¡ Jesús..! En que estas pensando Saya, por supuesto que detesta a ese chico..— exclamé cruzando los brazos, colocando luego mis manos sobre la cadera, tras liberar un tenue suspiro. Negué con varias veces ante la idea, no podía sentir cariño, no por él que desde niños había robado la atención de sus padres, solo necesitaba un rostro familiar algo que la motivara a seguir.

¿Ellos estarán preocupados por mí? ¿ sabrán que estoy en la habitación o estarán muy ocupados para notarlo? eran preguntas que divagaban por mi mente, no podía negar aun me encontraba asustada pero intentaba mantener el control caso contrario el caos, el temor se apoderarían una y otra vez de mí.

Por primera vez, no me importaba la apariencia que llevaba solo buscaba alguna indicación, en la posada a la que había llegado la noche anterior, tropecé con un hombre corpulento, de 28 años aproximadamente. Fue bueno y amable, se ofreció a ayudarme y presto atención a cada duda guardada en mi mente. Aun recordaba su voz ronca y la tranquilidad visible en sus ojos, me mostró la manera en la que debía posicionar mi arma, como debía cargar hasta que el filo se tornara rojizo, mientras mantenía una posición estable, fue muy específico al indicar las zonas a las que podía acudir, donde podría abrir caza y donde podía descansar con tranquilidad, sin duda muy amable.

Entre recuerdos, parpadee al ver una figura familiar ¿era él? ¿Máx, eres tú? pregunte una y otra vez entre pensamientos ante la idea imposible, de haberlo encontrado o mejor dicho ante la idea de que el me había encontrado. Sorprendida, petrificada nuestras miradas se cruzaban intentando entablar comunicación, podía ver el miedo en el, la tristeza, estaba confundido ¿acaso estaba triste por mi presencia?

El calor de sus brazos envolvieron mi cuerpo y la tranquilidad volvió a mi, su aroma me envolvía al igual que la fortaleza de sus brazos, me sentía cómoda, en paz. Dirá que estoy loca, pero estaba feliz, feliz de verlo, de tenerlo tan cerca, de sentir su cuerpo junto al mío en esta agonía, estaba aquí, estaba bien y era lo único que me importaba. Mis manos rodearon su cintura, mi rostro se apoyo en su pecho en silencio y una cálida caricia se deslizó sobre su espalda.
avatar
Jessica
Nivel 1

▪ Love : 2

Status
HP:
200/200  (200/200)
Agotamiento:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Maximillian el Mar 28 Oct 2014, 3:57 pm

OFF Musica:
Perdona que haya salido tan corto. No me quise adelantar mucho a tu post :)
Por cierto, me ayude de está música para inspirarme así que la quise compartir.

Abrazado al objeto de mis deseos y esperanzas empecé a soltar todo lo que tenía en el pecho en silencio entre mis lágrimas que caían en su hombro. Una, dos, tres,... ¡diez! lagrimas por las culpa de mi corazón luego una, dos, tres, por el miedo a la muerte que siento y otras tres más al miedo a los otros que sentí, entonces una, dos, tres, por el odio propio a mi falta de actuar, agregando una, dos, tres, cinco, diez por la tristeza y miedo que generan el que ella esté aquí y una dos, tres, diez, quince, veinte, ¡Y más! a la felicidad de tenerla aquí.

Lo sabía. No debería de tener ni una pizca de felicidad por tenerla aquí, al contrario, significa que ella está atrapada también, con riesgo de morir y que es algo que ayude a crear la causa de eso, por ese ello en parte me dolía y asustada más… pero no podía evitarlo. Una vez la tuve en mis brazos me sentí salvado, completo, sentí que el brillo, fuerzas y la felicidad regresaban a esta atormentada mente mía y volvía a sentir lucidez en mi cabeza. Es como haber estado ahogándote, hundido bajo un obscuro y profundo mar y que de pronto lograras volver a respirar, como si fuera una brújula que estuvo girando sin control y que de pronto encontrara el norte. Me sentí completo una vez más, como si ella fuera mi mejor mitad y al abrazarla nos hubiéramos completado de nuevo. Sentía que con sólo esté abrazo era capaz de hacer lo que debo hacer…no, más que eso, sentía una fuerte y absoluta determinación de terminar este juego, para salvarla y la capacidad de hacerlo. Nunca había sentido algo tan fuerte, ni remotamente semejante hasta hoy y todo esto era gracias a la tsundere de cabellos rosados que tenía en mis brazos.

Tiempo después, no sé bien cuanto, al acabarse mis lágrimas y recuperar mi fuerza todavía me quede aferrada a ella, no me separé, no quería, detestaba la idea de desprenderme de ese calor del mismo modo que odiaba a caballa por esto pero al mismo tiempo sabía que no podría durar para siempre y que ella nunca me dejaría olvidar esto si dejaba que tomara la iniciativa de separarnos así que luego de solo disfrutar su calor me separé mi cabeza para verla, aun con los ojos húmedos.

-Hola Saya-chan- Dije suavemente con la sonrisa más grande, honesta y real que le haya mostrado alguna vez. Era un solo saludo pero en él venían expresados mi felicidad por volver a verla, mi impagable agradecimiento por salvarme de mi mismo y…más, mucho más que ni siquiera yo entendía.

-¿Te he dicho alguna vez lo hermosa que te vez con el pelo suelto? - Le dije antes de darle un guiño, pero entonces miré su ropa con una mirada dubitativa -Aunque ese atuendo tan…masculino. Seguro que a tu madre le daría un ataque de verte así. Espero que no me digas que he vivido los últimos 10 años “engañado”…Tendría traumas hasta el fin de los tiempos. - Dije agarrando mis brazos y temblando ligeramente pero todo esto era parte de la personalidad bromista y despreocupada usual en mí.


"My reason to live is in your smile"
-Hablo--Narro--Pienso-
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Algunas veces debes arriesgarte a hacer una locura"
-Bitácora-     -Stats & Powers-     -Treasure Box-      -ID-
avatar
Maximillian
Nivel 2

▪ Love : 1

Status
HP:
400/400  (400/400)
Agotamiento:
11/11  (11/11)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Jessica el Mar 28 Oct 2014, 4:33 pm





Mis manos acariciaban su ancha espalda, se deslizaban entre la tela de su prenda,  con delicadeza y lentitud. Añoraba su calor, por primera vez se aferraba a la idea de no soltarlo.  Estaba tranquila en calma, feliz, varias emociones salieron disparadas al entrar en contacto con su calor, incluso algunas que no conocía.

No era muy apegada a la gente, menos a la clase de chico bromista como lo era él, pero en esta ocasión era mi excepción. Sentía como el aire se contraía en cada inhalación ¿Que sucedía? ¿Porque este cambio? ¿Acaso estaba llorando? ¿Máx..llorando? Imposible, me dije en pensamientos sorprendida, era la primera vez que presenciaba sus lágrimas. Desde niños, solo había sido espectadora de sus risas, sus bromas y el coqueteo frente algunas chicas, que pertenecían a la institución que asistíamos.

Con seguridad podría decir que sus padres estarían muy preocupados, su único hijo atrapado en un juego mortal, un mal chiste pensarán algunos, pero no. Todo era real, el hambre, la sed , el agotamiento , el dolor tras cada rasguño, era como experimentarlo con tu propio cuerpo más no con el avatar que portaba tu apariencia.

Sin darme cuenta, lleve la diestra hasta su cabello, el cual acaricie con ternura. Buscaba tranquilizarlo, calmarlo de algún modo, quizás pasaba por el mismo shock que adquirí al inicio, no sabía cuan grande era su confusión ni cuanto le había llegado afectar el hecho de que yo me encontrara aquí. Disimuladamente, acerque mis labios a su pecho y los presione contra él con suavidad en un beso, no podía negar que me sentía avergonzada por dicha acción pero era lo único que podía hacer por el momento, él era lo único que tenía aquí y ahora, no podía perder el tiempo de su compañía con comportamientos absurdos y peleas tontas, como de costumbre.

De pronto escuche su voz en un saludo, levanté la mirada y fue ahí cuando su mirada triste y húmeda me impacto, mis ojos se llenaron de lágrimas de inmediato aunque deseaba contener esas ganas de llorar, de desahogarme, este no era el momento y al menos no deseaba que él me observara de ese modo. Parpadee confundida y arquee una de mis cejas al notar como su mirada inspeccionaba mi cuerpo " ¡Maldición! " Dije entre mí, había olvidado la ropa de varón que llevaba y mi aspecto desastroso—¿ uh? — ¿Enserio saya? uh ¿es lo único que se te ocurrió decir?

No, no por favor deja de mirarme, no tú. Maldición porque no se me ocurrió cambiar de prenda antes , que descuidada eres mujer. Me repetía una y otra vez hasta que al fin de sus labios brotaron las palabras y ¡JA! lo sabía nunca faltaban sus comentarios inapropiados. Tu emocionada como una tonta por verlo y él fijándose en tus prenda, niña tonta. Sentí como de pronto mis mejillas ardían ante la vergüenza,  a lo cual decidí bajar la mirada y presionar la tela de su vestimenta que aún sostenía en manos —Tú... Tú.. ¡¡Idiota!!— exclamé al levantar la rodilla, centrando un golpe a la altura de su abdomen
avatar
Jessica
Nivel 1

▪ Love : 2

Status
HP:
200/200  (200/200)
Agotamiento:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Maximillian el Mar 28 Oct 2014, 6:34 pm

Entre todo esto sentí como ella beso mi pecho con dulzura. Antes no podía imaginar que esto ocurriera y aun me costaba creerlo pero esto lleno mi pecho de un calor incalculable y sentí que algo se liberó dentro de mí. No entendía bien que paso pero sabía que ella, al menos ahora mismo, era todo para mí y que combatiría al mundo entero si fuera necesario por protegerla.

Aun así no pude evitar después soltar mi comentario estúpido usual; Era imposible, ya estaba instalado en mí y en parte así éramos nosotros. Nos sentimos más confiados y tranquilos cuando estamos con el otro así. La respuesta no se hizo esperar una mirada avergonzada super linda seguida de un golpe que me hizo caer a la fuente salpicando agua a los alrededores terminando con mi cabeza bajo el agua y las piernas sobre el borde de la fuente.

Saco la cabeza y escupo el agua que entro en mi boca.

-Itatai- dije quejándome del dolor a pesar que no perdí HP. Entonces en frente a ambos apareció un mensaje de “conducta inapropiada” y el sistema me pregunto si quería levantar un reporte a lo que puse que no.

Abrí mi menú y desactive, con ella nada más, las protecciones. Ahora ella podría ser como siempre y podría llegar tan lejos conmigo como ella quisiera y el sistema no le diría nada-Estoy desactivando las restricciones. Parece que el sistema es idiota. No entiende y nunca entenderá que lo que yo, a pesar de ser un idiota que nunca sabe guardar su boca cerrada,- Alcé la vista y miré a Saya-chan -Se ver la belleza, el cariño y la lindura en todo lo que hace Saya-chan- Apreté un botón y ahora una invitación de amistad y de party - Y que no soy nada sin ella a mi lado… -

Me paré con el cabello mojado y gotas cayendo tanto por esté como por mi pecho, entonces me seque la mano con una parte seca de la fuente y se la ofrecí a Saya-chan. - Salgamos de este estúpido juego juntos. No hay manera en este mundo que lo pueda hacer sin ti…-


"My reason to live is in your smile"
-Hablo--Narro--Pienso-
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Algunas veces debes arriesgarte a hacer una locura"
-Bitácora-     -Stats & Powers-     -Treasure Box-      -ID-
avatar
Maximillian
Nivel 2

▪ Love : 1

Status
HP:
400/400  (400/400)
Agotamiento:
11/11  (11/11)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Jessica el Mar 28 Oct 2014, 8:57 pm





Increíble le había dado una bienvenida con un rodillazo, pero no pude evitarlo. Tonto ¿Como pudo avergonzarme de ese modo? suficiente tenía con saber sobre mi mal aspecto ¿era necesario incluir los posibles pensamientos de mis padre? ¿enserio era necesario? suspiré irritada cruzando ambos brazos, mi mirada se mantenía firme, decidida no estaba arrepentida al contrario considere que aquel golpe era poco para el, se lo merecía.

Una tenue sonrisa, se dibujo en mi rostro. El joven peli-rojo había caído en la fuente, su cabello  al igual que sus prendas se habían humedecido por completo, su aspecto era gracioso, simulaba a un felino que acababa de caer al agua, había sido salpicada pero nada grave, una que otra gota cayó sobre ella.  

Mantuvo en silencio y recato la risa que suplicaba salir, era una escena tan cómica
¿Refrescante? —pregunté con sarcasmo, arqueando la ceja izquierda, desee ofrecerle mi mano en ayuda pero luego desistí ante la idea, era un hombre fuerte así que podía levantarse por si solo. un chillido brotó de sus labios, una queja ante su acción y tras ello un anuncio del sistema. Al parecer no estaba permitido ese tipo de trato ya que existían ciertas restricciones —Silencio, tonto... No tenía conocimiento sobre que aquello fuese detectado como un tipo de agresión. Después de todo así es mi "cariño" ¿No?— Hice un pequeño énfasis, resaltando la palabra "cariño" en su boca. Y así como el había quitado las restricciones del sistema, un trato justo sería que del mismo modo lo desactivara.

Levantó la diestra y dudosa, deslizó el indice en un movimiento vertical. Desactivo las restricciones y para su sorpresa otro recuadro gris apareció << ¿Maximillian Desea ser su amigo " Aceptar ° Rechazar " >>—Eso es lo más cursi que eh escuchado ¿Piensas que por ello aceptaré la solicitud?— bromeé con una sonrisa coqueta, después de todo podía decir que sentía una leve felicidad y alivio al escucharlas.

Veía como cada gota de agua recorría las hebras y moría en los mechones terminados en punta en dirección al piso, su mano había sido extendida y a pesar de que estaba dudosa, acerque la diestra y tomé la mano ajena, acercándome con cuidado —Después de todo, me alegra que estes bien..— murmure, al inclinarme sobre el y besar su mejilla, con sumo cuidado. Me sentía tonta, extraña, pero ya era tarde para retractarse, estaba hecho. Admito que era vergonzoso pero era el modo en el que podía agradecerle.
avatar
Jessica
Nivel 1

▪ Love : 2

Status
HP:
200/200  (200/200)
Agotamiento:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Maximillian el Mar 28 Oct 2014, 10:14 pm

Cuando caí en la fuente Saya no perdió tiempo para preguntarme con sarcasmo si era refrescante a lo que respondí lavándome la cara con el agua antes de responder. -¡Claro! ¿Quieres acompañarme?- Le pregunte en respuesta aunque ya sabía que las probabilidades de que aceptara era como las que nos cayeran dos meteoritos seguidos.

Tal parece que mis palabras no fueron tan encantadoras como esperaba incluso si son las cosas más honestas que le he dicho en mucho tiempo, pero solo sonreí. Estaba bien. En cierta manera todo estaba bien con esto. Ella dijo que no sabía que esto se consideraba agresión y que esto era solo su cariño, pero aun así respondiendo a la buena fe que mostré ella respondió quitando sus propias restricciones.

-O tu tsundere, como le quieras llamar- Pensé, pero como quería convencerla por las buenas me lo guarde por esta vez.

Aun así, al mandarle la invitación, no la acepto ni rechazo. Llamo cursi mis palabras pero pude ver de su sonrisa que le había gustado. Sólo que no es de las que aceptan todo de buenas a primeras, pero la conozco bien y sé que de una forma u otra lo va a hacer, seguramente ella misma lo sabe. Aun así tomo mi mano y se acercó a mí para hacer algo que me sorprendió y resultó más...íntimo que un apretón de manos, me beso la mejilla dejándome sorprendido un segundo. Sus palabras incrementan el efecto aún más hasta que me di cuenta que ella SABÍA que yo estaría jugando este juego lo que deja como única explicación que ella está aquí, corriendo peligro ¡POR MÍ!.

Si lo pensaba en cierta manera no sólo tenía que llevar la carga de haber ayudado a crear…esto, sino que involucre sin querer a alguien importante para mí. Ahora su vida estaba en Jeopardy.

…Aun así … no sé qué hubiera sido de mí si no hubiera aparecido. Esto también me hacía avergonzar pues significa que fui lo suficientemente importante para ella, aunque sea como rival, para no sólo tomar una escuela que no merece su talento sino que para entrar en un juego y vencerme en él.

Mi rostro se obscureció un momento por la culpa de meterla en esto...Era lindo saber que le importaba tanto y al mismo tiempo comprendía que la necesitaba.


Algo en Sao es que uno no dura mucho mojado, se seca rápido y aprovechando esto y la cercanía la rodee de nuevo con mi brazos intentando volver a sentir su calor y obtener fuerzas por él-Así que...sabias que estaría aquí.- murmuré suavemente pero por la distancia se podría oír igual. No era difícil imaginar lo qué quería decir con estas palabras, pero aun así me esforcé para sonreír. - Tengo algo que decirte...- Dije muy seriamente antes de mirar alrededor. Hay mucha gente...y varios nos miraban con todo tipo de miradas -...pero no aquí. Vamos a una posada, por favor-



"My reason to live is in your smile"
-Hablo--Narro--Pienso-
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Algunas veces debes arriesgarte a hacer una locura"
-Bitácora-     -Stats & Powers-     -Treasure Box-      -ID-
avatar
Maximillian
Nivel 2

▪ Love : 1

Status
HP:
400/400  (400/400)
Agotamiento:
11/11  (11/11)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Jessica el Jue 30 Oct 2014, 3:36 pm





levanté la diestra en una suave caricia, acomodé un poco mi cabello. No había duda era una molestia , no sostenerlo con algún lazo, por un momento me hacía extrañar mis coletas, quizás más adelante encontraría algo útil para sostenerlo en una o dos coletas, o quizás una trenza me vendría bien, pero bueno eso es algo que luego decidiré.

Volvamos al instante incómodo que había ocasionado, sus mejillas aun estaban teñidas de un leve rubor, era la primera vez que había besado su rostro, sí. La primera y fue un acto tan vergonzoso que recordarlo provocaban que mis mejillas ardieran de la vergüenza. Su rostro lucía ciertamente cómico, el asombro ante dicha acción era evidente, quizás estaba siendo cariñosa, algo fuera de lo normal y acostumbrado. Pero había algo extraño en él , algo le incomodaba.

Su mirada se había oscurecido, de tonaba tristeza, quizás enojo no podía saberlo con seguridad, sus brazos me rodearon de nuevo y una vez más me dejó escuchar su voz, solo que esta tonalidad era seca, seria. ¿Acaso estaba en problemas? ¿Lo ofendí? ¿Lo enoje?

Bueno... ahmm—¿Que debía responder a ello? ¿Sí? ¿Que respuesta debo darle? por un instante desvié la mirada, con cierta preocupación. Titube antes de responder, estaba insegura.. no podía decirle ¡Hey, te seguí aquí para conseguir la victoria, para ser mejor que tú y ganar este estúpido juego.  

Me niego, no diré algo así. Vamos.. algo se te debe ocurrir Saya, miente.—¿Crees que tengo tiempo para estar observándote?— interrogué, intentando mantener firme mi voz —Estoy muy ocupada para ello Máx— Fruncí el ceño, simulando enojo. —Escuche de él, llamó mi atención.. además me invito aquí un chico.. que bueno, quizás me guste un poco.. — dije finalmente, levantando los hombros. ¡¡ ¿¿QUÉ?? !! como se te ocurrió decir algo así, niña estúpida. ¿Porque no usas esa Inteligencia que posees para inventar mejores excusas? o por lo menos, para decir algo convincente.

¿Tenía algo que decir? ¿Qué? ¿Que podría ser aquello de lo que podría informarme? estaba curiosa, moví hacia un lado mi cabeza y con una tenue mueca en mis labios, asentí—Claro que sí, hay una posada cerca de aquí pasé ahí la noche..
avatar
Jessica
Nivel 1

▪ Love : 2

Status
HP:
200/200  (200/200)
Agotamiento:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Maximillian el Vie 31 Oct 2014, 1:57 am

No podía creer que haya metido a Saya-chan en todo esto, pero era la única opción lógica ahora que lo pensaba, es difícil imaginar a Saya queriendo jugar un vídeo juego si no es, por lo menos, retada a ello. Pero ya estábamos compitiendo en notas y considerando que soy mejor que ella en actividades físicas le sería más fácil vencerme aquí donde sólo importan los stats que los deportes...de hecho considerando lo terca y dedicada que puede ser a comparación mía es bastante factible que pueda hacerlo.

Era claro que sea como sea tendría que liberar a saya del juego a salvo y gustoso sacrificaría mi vida para salvarla sin dudar si realmente no viera otra opción. Pero realmente espero no hacerlo, me gustaría vivir y salir de este juego.

Saya se muestra algo titubeante al notar que se había revelado así misma. Como a ella le gusta tener la razón es posible que intente mentir.  Primero intenta evadir la verdad preguntándome si la creo con el tiempo para observarme y dice estar muy ocupada para ello, pero ¿Enserio? Se cambió a mi escuela, se la pasa diciéndome que me vencerá en los exámenes, me regaña tanto por cosas que hago en su presencia como por cosas que no e incluso hasta por cosas que no he hecho pero sabe que haré y cuando intento divertirme desperdiciando tiempo o me voy a algún lado a menudo viene a por mí. No me cabe duda de que ella me observa y me conoce mejor que nadie, lo mismo en viceversa. Igualmente el hecho de que sabía que estaría aquí es difícil de negar por sus palabras a este punto.

De pronto empezó a simular enojo, algo esperado también. Luego de 10 años puedo decir cuando ella realmente está avergonzada e intenta formar una excusa y cuando está enojada…así como sus niveles de enojo...bueno, no siempre, pero a veces. Al menos sé que cuando sé que no duda cuando se enoja. Aun así nunca me pude imaginado lo que estaría por decir.

La escuché con los ojos abiertos mientras ella decía que alguien la invito, un chico y que, de hecho...le gusta. Sinceramente me quede sorprendido. de piedra, me cuesta creerlo, quiero decir, no por ser rudo, pero el único chico con el que Saya se molesta en buscar para algo que no sea relacionado a un proyecto escolar soy yo así que nunca me puse a pensar que llegase a gustarle alguien, es decir, ella es bastante caprichosa y...bueno, creída. Uno imaginaria que necesitarías alguien de su nivel o superior para que si quiera te consideraría pero si ve uno su historial conmigo ves que a ella no le gusta aceptar que alguien le supera y se empeña en superar a los que lo hacen así que es difícil.

Ahora si dice que este “alguien” la invitó alguien. ¿Significa que el sentimiento es mutuo? Ni yo ni nadie en la escuela va a negar que Saya es Sexy y hermosa. Atrae miradas a donde quiera que vaya así que eso parece normal, pero luego al conocerla la mayoría de los chicos se rinden y los que llegan a enterarse lo rica que es entonces todavía más así que todos, o al menos la mayoría entiende de que ella simplemente no está en su liga. Tampoco sería fácil una vida con ella aunque sé que es más cariñosa, dulce y linda de lo que la mayoría cree…sólo que no es muy honesta, aun así cuando realmente es honesta es demasiado adorable y linda para resistirse.

-Yo entiendo las virtudes de Saya, ¿Por qué alguien más no podría? Además es hermosa así que alguien podría tratar de ignorar eso y acercarse también, tal vez incluso intente engañarla para sus fines malvados...Debería...no, no me consta que no la quiera bien...y si ella empieza a responder esos sentimientos...

Si antes me costaba respirar ahora me era casi imposible, la idea de que ella esté enamorada de otro chico me destroza, me hace caer en la desesperación, no puedo evitar imaginar al tipo y sentir furia. -¿Qué le podría ver a ese tipo? ¿Quién es? Debo conocerlo sin duda. ¿Qué tiene él que no tenga yo qué?- Me preguntaba y de pronto me paré abriendo de nuevo los ojos sorprendido. ]-Momento...¿Estoy celoso?- Me pregunté y miré en mi corazón. Definitivamente odiaba la idea de que Saya saliera con alguien más. ¿Pero qué si esa persona sería yo. -Definitivamente sería una relación difícil...habría problemas...y hell, puedo imaginarme a Saya de las posesivas, aunque tampoco me ha dejado estar con otras chicas antes,...pero- Me dije pensando lo que me gusto tenerla en mis brazos, lo que sería abrazarla, besarla y....--…Me gusta la idea-

Sinceramente nunca había mostrado un interés por salir con alguien en especial. Han habido chicas lindas...y no negaré que me he unido con los chicos para algún plan pervertido...e incluso he comprado las fotos "extra-oficiales" que algunos chicos obtuvieron que pusieron a la venta...pero nunca he considerado tener algo con ninguna. El tema me ha parecido interesante más no he tratado, claro que más de alguna se me ha confesado y soy de los que más chocolates reciben en San Valentín, sólo que no sentía un deseo por ir a pedirle una cita o querer algo, no sentía el click...creo que en parte es porque intento mucho ocultar mi genialidad y no siento que soy del todo yo con ellas, al menos no tan real como soy con Saya así que no creo que me conozcan o que deba involucrarme más con ellas...quizás, en el fondo sólo me gustaba Saya y ninguna chica me pareció capaz de compararse con ella…

Por supuesto no pensaba tomar algún plan de acción por algo que apenas me doy cuenta. -De todas maneras a ella ya le gusta alguien…-

Me sentía herido, sólo y abandonado de nuevo.  La desesperación se agrupaba alrededor de mi corazón de nuevo y sentía que si me atrapaba no saldría de nuevo. Ahora que empezaba a comprender lo que siento por ella resulta que ya le gusta alguien. Una historia tan cliché y tan dolorosa al mismo tiempo, pero no puedo hacer nada más que llorar en silencio. Sí ella vino para estar con él yo sólo debería alejarme y terminar el juego para que sean felices...

Saya dice que podemos ir a la posada donde pasó la noche a hablar. Sinceramente, sabiendo que le gusta una persona más siento que sería mejor no hacerlo…pero creo que no podría vivir con esta carga si no se la digo a alguien.

-Vale. Vamos allá, de todas formas necesito conocer una. Estoy seguro que no dormí en una anoche…Después de eso te ayudaré a buscar al chico. Debes estar muy preocupada por él…Prometo que no dejaré piedra por remover…para que tú seas feliz- Le dije forzando una sonrisa que me dolía pero al mismo tiempo era sincera pues le deseaba lo mejor…incluso si era con otro.

-…Guíanos a la posada entonces.-

Le deje guiarme para dirigirnos a su posada, pero  de pronto mientras la miraba me detuve un segundo mirando sus ropas que llevaba con detenimiento otra vez y entrecerré los ojos sintiéndome el más grande idiota del mundo. Por lo general no le diría nada ahora mismo y sólo iría a la posada…pero no puedo callarme a mí mismo esto ¡pero primero!

Me agarré la cabeza, entonces reí con una mezcla de enojo a mí mismo y felicidad por saber que todo está bien en realidad. Entonces pienso como explicarme un poco sin revelar mis sentimientos directamente.  -Jajaja. Perdona Saya-chan. No me río de ti ni nada. Me río de mí. Tú siempre me andas diciendo idiota, pero no es hasta que llegamos a este mundo que me doy cuenta que lo soy...Sólo aquí me doy cuenta de lo importante que son y fueron para mí algunas cosas...- Dije con una sonrisa chula como si estuviera orgulloso de haber sonado tan filosófico...lo que le puede quitar lo filosófico a todo.


Ahora sonrió picaramente y luego trato de aparentar ingenuidad mientras suelto la bomba aun caminando.

-Por cierto. Dijiste que esta persona que te gusta es un chico y que este te invito a este juego. Vaya. Debe ser un chico muy “Especial” si pensaste que llamarías más su atención con un avatar masculino que con uno femenino.  Claro que, si no es el caso que sea de esos, prometo guardarte el secreto si lo que pasó es que tenías hemm, esperanzas de terminar teniendo una relación yaoi con él. Sé que hay muchas chicas amantes del género.  Supongo que es normal que alguna lo intente si pudiera ponerse en el papel de un hombre. Sólo espero no llegar a interesarle a él de ese modo…Sería extraño ser el rival amoroso de la chica que más me importa en este mundo- Le digo eso ultimo lanzando un guiño como si hubiera dicho algo cool.

Ella bien podría intentar arreglar la mentira diciendo que le gustan las chicas, pero sería llevar su mentirá muy lejos y no creo que le guste ese tipo de reputación tampoco, además que realmente no arreglaría nada y sólo cambiaría el material con que picarle. Sería más fácil si aceptara que mintió porque sino seguiré "creyendo" y, sobretodo, REPITIENDO las desilusiones que me acabo de inventar.

Por otro lado no sé cómo se tome mi declaración sobre lo mucho que me importa...pero aunque no se la tome enserio quisiera que dentro de ella empiece a considerar que realmente me gusta de esa forma y a aceptarlo, pues si ella no me rechaza tras escuchar lo que le voy a decir en la posada entonces pondré todo lo que tengo, mi dinero, tiempo, carrera, inteligencia y hasta mi vida por hacerla feliz...y quizás en uno de esos, sí los dioses me bendicen, ella corresponderá mis sentimientos...

Por ahora solo me queda llegar a la posada, contarle…y esperar lo mejor.

OFF:
Me sorprendí mucho de todo lo que pasó y descubrio mi personaje durante este post. No esperaba que avanzará tan rapido. Al final Me costo un poco que terminara porque no me terminaba de gustar el final, pero al final creo que me salio bien. Espero te guste. :)



"My reason to live is in your smile"
-Hablo--Narro--Pienso-
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Algunas veces debes arriesgarte a hacer una locura"
-Bitácora-     -Stats & Powers-     -Treasure Box-      -ID-
avatar
Maximillian
Nivel 2

▪ Love : 1

Status
HP:
400/400  (400/400)
Agotamiento:
11/11  (11/11)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Jessica el Dom 02 Nov 2014, 1:26 pm





Al ver la expresión de sorpresa en su rostro arquee mi ceja izquierda, sorprendida yo de la expresión que mantenía ¿Acaso era imposible que alguien me gustara? ¿o que alguien se fijara en mi? ¿Acaso era poco atractiva o insoportable? De pronto un millonar de dudas sacudieron mi mente, estaba perpleja ante la idea o más bien la suposición de ser una molestia para él, una carga en sí.  Mi padre le había tomado gran cariño, al igual que mi madre ¿Tan especial era él? ¿Tan diferente de mí y a la ves tan similar? ¿Porque quería demostrarle que era mejor? Quizás para que vean mis padres que también merecía su atención, sus aplausos , sus halagos. No, para que mentirme. Era para mostrarme a mi misma que no era diferente a él, que podía estar a su nivel o quizás ser superior a él.

Quería que alguien me admirara por lo que hacía, por lo que creaba, por lo que era. No por mi dinero, no por el título y fama que ganaba a costa de mis padres, quería ser reconocida por mis propios medios. No quería que mi apellido interviniera en ello y Máx era mi meta momentánea. Siempre competía con él, siempre intentaba ser la mejor y me enojaba cuando el lo tomaba a la broma, quería que fuese serio, quería superarlo con todo su potencial no con la mitad de este.

Y volviendo a nuestro relato anterior, ahora que lo pienso. El único chico con el que siempre mantenía compañía era él, siempre, entre peleas, discusiones , obligaciones, proyectos. De ves en cuando, chicos de otras Aulas solían llamarme a escondidas, por medio de notas en mi casillero, pero detestaba la clase de hombre cobarde que no puede decir algo de frente, más cuando en ello intervienen sentimientos. Así que nunca asistía, los dejaba plantados y me marchaba a casa como de costumbre, entonces como podía seguir aquella historia ridícula de mi supuesto "amor" que tonta. Cuando aprenderás ¡eh! ¿ahora que dirás tonta? ¿Qué?

Después de aquel breve cruce de palabras, me voltee dándole mi espalda y continué el camino en rumbo a la posada. El lugar no era lejos, al contrario quedaba cerca de la plaza así como del límite del pueblo, su ubicación era céntrica , algo factible para aquellos que irían de caza. Mis pasos eran corto, y entre ratos lo observaba de soslayo, y en ello me di cuenta de la sonrisa que mostraba, como siempre tan amable y lindo.. ¿Espera? ¿Acaso dijiste lindo? el shock de emociones te ha dejado un poco mal señorita. Dije entre mí antes de contestar —No te preocupes por ello, no es necesario.. — dije, al termino de una leve sonrisa, continué con mis pasos, deteniéndome al séptimo paso. Me voltee hacia él, y respondí con una sonrisa—Es un idiota, pero es fuerte y hábil. En este momento me importas tú, así que si no te das prisa te arrastraré por lo que resta de camino


Ante su extraña risa, mi rostro se llenó de asombro y curiosidad ¿Se había vuelto loco o que? porque se reía así, que sucedía con el. Está tan ¿extraño? no, extraño es poco —¿Que rayos sucede contigo uh?— interrogué al fruncir el ceño. Ante sus primera frase asentí con la cabeza, debía confirmar el comentario acerca de la invitación, pero mi semblante cambio en un instante ante el comentario estúpido que dio a continuación.

Me sentía ofendida y de cierto modo humillada por sus palabras, hice una mueca con mis labios y bajé la mirada. Estaba enojada, no... realmente estaba furiosa, furiosa por su actitud, por sus comentarios, por su presencia por todo, dí pasos largos hacia él y levanté mi mano con fuerza y velocidad, iba a golpear su rostro quizás como nunca lo había hecho antes, pero me detuve antes de tocarlo. Por algún motivos mis ojos se estaban llenando de lágrimas ¿tanto me había afectado? ¿Porque?  Maldije, mordiéndome el labio inferior. retrocedí una pasos y dije con un tono apagado —Después de las dos siguientes calles, esta la posada, ahí podrás descansar... Nos vemos cuando termine el juego Máx— fueron mis últimas palabras al recuperar mi postura y caminar en dirección contraria. No quería verlo, no quería que viese mi rostro. No quería estar en su presencia, no quería saber nada de él ni del juego, ni de la realidad en la que se encontraba presente. Solo quería marcharse, buscar información y quizás pasar luego a los límites del juego para iniciar su caza.
avatar
Jessica
Nivel 1

▪ Love : 2

Status
HP:
200/200  (200/200)
Agotamiento:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Maximillian el Dom 02 Nov 2014, 8:26 pm

La había ofrecido ayudarle a encontrarlo, pero se negó a eso lo que era bastante extraño. Sinceramente no lo entendí hasta que descubrí que realmente no existía este chico que le gusta. Eso ayudaba a reforzar la creencia que no existía pues si alguien te importa es imposible que no puedas simplemente dejarlo estar y seguir siguiendo a otro chico. Aun así cuando se detuvo y me sonrió para decirme que preferiría quedarse conmigo no puede más que quedarme un segundo estático, encantado con su sonrisa y más determinado a hacer lo que debía hacer. Esa sonrisa simplemente era hermosa.

Ahora, si lo pensaba es probable que de una forma u otra terminara en este estúpido juego de la muerte. Incluso si no hubiera ayudado y recibido el juego estoy seguro que la idea me hubiera interesado y hubiera dejado las pistas de mi interés regadas. Es decir, un casco que permite sumergirte en una realidad virtual completa es genial, casi como transportarte a otro mundo y este juego en particular lucía una idea bastante atrayente. Puede que incluso hubiera comprado mi copia y entrado como un jugador normal aunque solo fuera para probar lo que se sentía. Sea como sea el interés mostrado en este juego pudo haber causado que Saya entrara lo que sin duda me hubiera hecho entrar aunque tuviera que buscar un nervogear de algún muerto, una copia y entrar al juego. Tenía que protegerla sea como sea y planeaba hacer.

Ahora, cuando dije mi comentario tonto usual las cosas no salieron como esperaba. Sabía que me estaba ganando un golpe seguro y estaba seguro que realmente no había un chico ahora, pensaba que solo le haría entender que sabía que mentía y la picaría un poco por eso...pero cuando vi la mirada de Saya me di cuenta de que le había dado a alguna diana explosiva en la obscuridad, que había hecho algo realmente estúpido. Ella estuvo a punto de golpearme y me preparé para recibir el golpe que sabía que me estaba ganando desde antes. Pero nunca llego y al abrir los ojos note a Saya...llorando. Sinceramente me quede con los ojos abiertos como platos no habiendo esperando esa reacción.


No lo entendía, no esperaría este tipo de reacción si no había alguien que realmente le gustase y...-Espera. ¿Alguien que le gustase?¿podría ser....?- Me pregunte pensando en mí, pero descarte la idea. Ahora mismo no tenía tiempo para ponerme a soñar al respecto. Tal vez, por raro que sonara si había alguien, quizás no en este mundo en realidad, pero quizás había alguien y por eso la había ofendido.

Ella me dijo la dirección del lugar y corrió. Me tomo unos segundos decidir qué hacer pero sabía que debía disculparme sea como sea y ya había prometido que nunca la dejaría sola así que la seguiría hasta el fin de este mundo y sacrificaría mi vida si hacía falta para lograrlo.

La seguí, con todo lo que tenía, no iba a permitir que escapara, pero no dije nada aun, necesitara que enfriara su furia un poco por lo menos lo que esperaba que fuera en unos minutos, entonces sin dejar de seguirla comencé.

-¡Espera por favor Saya-chan!¡Lo siento mucho!¡Por favor escúchame! No lo decía enserio, lo siento!¡Lo dije sólo para picarte un poco, no porque creyera lo que dije en lo absoluto!¡Lo siento! .-

Finalmente llegamos a un callejón sin salida en la ciudad y aproveche mi oportunidad.

-Lo siento mucho. Sabía que no era buena idea intentar picarte…pero no me pude controlar y en lugar de eso te hice enfadar seriamente. Lo siento mucho ¡por favor perdóname! Cuando me enteré que terminaríamos encerrados aquí termine devastado…no fue hasta que te vi que empecé a recuperar compostura. Al verte y ver que estabas aquí logré adquirir la determinación para seguir adelante y terminar el juego, porque…porqué me importas. Suena tonto, pero te volviste el pilar de mi fuerza. Incluso cuando estaba devastado hubo momentos en que pensaba en ti… Me di cuenta de que eras la persona más importante para mi tanto en este mundo como el otro…pensar que alguien era más importante para ti me hizo sentir solo de nuevo, desamparado…celoso. Pero aun así estaba dispuesto a seguir adelante y ayudarte a encontrarlo, incluso a sacarlos a ambos aunque me costase la vida. –

Me daba pena decirlo pero tenia que decirlo todo

-Por eso, cuando vi tus ropas me di cuenta que te habías registrado originalmente con un avatar masculino y pensé que eso no cuadraba si viniste porque alguien que te gusta te invitara. Pensé que quizás fue una mentira de algún tipo, quizás producto de la negación de los celos o no sé y sentí un gran alivio…pero al mismo tiempo sentí que jugaron un poco con mis sentimientos, simplemente no pude evitar hacer algún comentario al respecto para picarte y hacerte ver que sabía más que nada. No esperaba que te afectara tanto….-

Me tiré de rodillas.

-¡Lo siento mucho, fui el más grande de los idiotas!¡Pero nunca volveré a decir algo así. Sólo no pensé que mi comentario fuera a molestarte tanto pero te juro que no lo decía enserio- Levanté la vista para verla. -No me malentiendas, sé que eres una chica que cualquier tipo desearía. Eres hermosa, lista y determinada. Creo que es normal que haya algún chico al que llegase a gustar de ti…y también sé que eres una chica maravillosa tu misma, estoy seguro que algún día encontrarías un chico que te gustase-

Hice trocitos mi corazón y aunque no era el lugar seguro que quisiera esperaba que nadie nos oyera.

-¡Demonios, sé que sin duda le gustarías a alguien porqué!...¡ME GUSTAS A MI!¡Por eso me sentí celoso al sentir que te importaba más alguien más!¡Por eso me sentí aliviado cuando pensé que no era verdad y por eso fui tan estúpido para intentar picarte al respecto. ¡Lo siento! No puedo perdonarme el haber sido tan idiota para hacerte llorar por algo tan estúpido pero aun así necesito que me perdones ¡Porque soy un idiota tan grande que incluso ayudo a programar está maldita trampa mortal!¡Y la única forma en que puedo seguir adelante y terminar este juego estúpido es contigo como el pilar de mi determinación, de otra manera no puedo siquiera evitar mirar a las personas a los ojos sin sentir culpa!¡Sin ti no lo soportaría!¡Por favor, perdóname Saya-chan!¡Te necesito¡-

Ella sabía que era un genio programador desde joven edad y seguro que ya sea por sus padres o por el periódico había escuchado que ayude en varios programas importantes pero como no me gusta hablar de mi genio con mis amigos nunca les digo nada y cuando me preguntan al respecto siempre digo que no fue la gran cosa, que los periódicos exageran. Obviamente el crédito por haber creado esté juego es de kabaya, pero creo que me creerá cuando le diga que participe en esto. Odiaba la idea de confesarme tan rápido, pero no podia perderla, simplemente no soportaria este mundo sin ella y simplemente ella era todo para mi por lo que no importaba lo que tuviera que hacer tenia que conseguir que me perdonase sin importar si me tomara o costase la vida.

-Por favor...perdoname- Dije suavemente llorando yo mismo ante la desesperación y miedo de perderla.


"My reason to live is in your smile"
-Hablo--Narro--Pienso-
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Algunas veces debes arriesgarte a hacer una locura"
-Bitácora-     -Stats & Powers-     -Treasure Box-      -ID-
avatar
Maximillian
Nivel 2

▪ Love : 1

Status
HP:
400/400  (400/400)
Agotamiento:
11/11  (11/11)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Jessica el Lun 03 Nov 2014, 9:09 am





Que fue todo eso Saya, hace un momento estabas feliz porque lo había encontrado y ahora te alejas de él así, sin más ¿porque te afecta lo que dijo? No es la gran cosa, no lo es.. entonces porque... ¿porque te duele? No es la primera ves que te sucede esto, lo mismo sucedía cuando lo encontrabas coqueteando con otras chicas, cuando les sonreía era atenta con ellas.. ¿Acaso te gusta ese idiota? No, imposible.

No puede gustarte alguien como él, es un tonto, el más grande de todos... no importa cuan atractivo sea, cuan inteligente o dulce te resultara, no puedes fijarte en un hombre como él. Tus gustos en chicos es diferente, tu buscas algo.. algo.. ¿distinto? Dios me siento tan confundida, herida, molesta. Le había dado la espalda, intentaba refugiarme de algún modo en mí, encerrarme en mí mundo, en mi espacio donde él ni nadie podía entrar nadie se atrevía a ello, nadie podía romper esa barrera que yo misma había creado, era mi refugio y nadie podía acceder a excepción mía.

Mis ojos se llenaban de lágrimas, en cada paso. Intentaba mantener mi mirada oculta, no quería que nadie observara como las lágrimas humedecían mis mejillas, me sequé con las mangas de la camisa, que aún me quedaban largas. Estúpida.. como se te ocurrió inventar que había llegado aquí por alguien, cuando tu motivo fue él.. dije entre mí mientras caminaba, mis mejillas se había enrojecido de forma leve

Al escuchar su voz, me detuve e intenté correr, correr lo más que pude no quería que me viera, no quería que observara mis lágrimas. No quería que el chico que me gustaba aparentemente me viese de este modo. Y sí, escucharon bien, Máx me gustaba me costaba mucho aceptarlo pero era así, no solo de ahora desde antes, pero siempre evitaba llegar a ese tema, lo cuidaba, lo celaba, era tan importante para mí que incluso lo seguí aquí para "Competir" contra él, que tonta. Pensé que podía ocultarlo por más tiempo, pero no. No pude, y ahora.. ¿Que hago? ¿Que debo hacer? me siento asustada, no quiero decir nada sobre ello y si hablo ahora en este estado diré algo estúpido por mi enojo.

¿A donde debía ir? Por favor.. alguien, ayúdeme. Dios, dime que debo hacer. Decía entre mí al correr calle tras calle, buscando una escapatoria, cada vez lo sentía más cerca, no quería escuchar sus disculpas, no quería verlo , no quería sentir su presencia. Intenté acelerar pero cuando me di cuenta, estaba atrapada. Había llegado a un callejón sin salida, estaba atrapada entre la espada y la pared, literal.


No quería voltear, pero quizás tendría una oportunidad de escapar si lo enfrentaba y trataba de huir. Retrocedí dos pasos y al voltear mi mirada se cruzó con la ajena, estaba impactada ante su presencia, sus palabras me dejaban en silencio, estaba preocupado por mi sus múltiples disculpas me lo dejaban en claro pero.. ¿Acaso dijo que pensaba en mí? bueno, el siempre estuvo a mi lado desde pequeña , también me cuidaba a pesar de que lo rechazaba y a veces me molestaba, pero enserio, pensó en mi así como yo pensé en el cuando me enteré que estaba atrapada aquí.. ¿Enserio? ¿Lo hicistes? —Máx ... yo.. — intenté interrumpir, pero guarde silencio al escuchar que se sentía solo y celoso ante mi comentario, sobre que había llegado aquí por alguien más. Pero no era eso lo que yo deseaba, no deseaba que sintiera de ese modo, solo buscaba una excusa para que el no se atormentara o se echara la culpa de mi presencia aquí.


No era necesario que me ayudara a buscar ese alguien porque ya lo había encontrado, o más bien el me encontró en aquella pileta de agua al segundo día del caos, fue entonces que lo tomé en mis brazos y bese su rostro, de algún modo, todo lo que dije era en referencia a él, el hecho de que ya había encontrado a mi "alguien" y que sabía que estaba bien, que lo había llamado idiota, pero que es muy inteligente y hábil , todo, absolutamente todo era referente a él, solo lo maquillaba para que él no lo notase.

Verlo caer de rodillas, partió mi corazón. Lo destrozó por completo, que había hecho con él ¿ porque era tan impulsiva ante mis acciones, porque decía cosas incorrectas para justificarme, porque debía mentir para buscar mi salida? porque simplemente no podía aceptar lo que sentía por él. Poco a poco me acerqué a él, deseaba tocarlo, abrazarlo o darle un caricia, lo intente pero me detuve al notar que este volvió a levantar su mirada.

Sus palabras me dejaron sorprendida, parpadee de inmediato, no podía creerlo ¿Le gustaba? ¿era tan importante para él, como él para mí? mis labios temblaron, no sabía que decir a ello, no encontraba las palabras correctas a pesar de ello, mi cuerpo reaccionó y se lanzo sobre él, mi manos rodearon su cintura y se aferraron a su ropa, rompí en llanto como una niña, me sentía avergonzada, no era él quien debía disculparse, era yo.  Solo yo, mis acciones tontas siempre arruinaban todo, mis celos, mi enojo.

Me aferré por completo a su cuerpo negando con mi cabeza una y otra vez —Lo siento... Lo siento.. siento mentirte, siento hacerte esto... siento herirte.. siento ser cruel... siento estar llorando ahora... no se cuando has sufrido con todo esto.. eres tu quién debía disculparse, era yo y como siempre intenté huir de ti, me asustas... Jesús, me asustas como no tienes idea, el estar cerca de ti, el que me abraces o sonrías para mi.. me asusta la manera en la que me haces sentir cuanto estas cerca... — Sollozaba, sobre su hombro. Me sentía culpable, perdida, el me gustaba tanto que me asustaba la idea de estar enamorada de él. De sentir esa necesidad de tenerlo cerca, temía ante la idea de que por protegerme lo perdiera, lo quería a mi lado, lo quería para mí y siempre fue así.


avatar
Jessica
Nivel 1

▪ Love : 2

Status
HP:
200/200  (200/200)
Agotamiento:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Maximillian el Lun 03 Nov 2014, 6:18 pm

La había seguido hasta un callejón. Sinceramente no quería hacerle esto y me sentía raro expresando mis sentimientos, pero no podía parar, no. Incluso aunque nunca me había hincado y que no recordaba la ultima vez que había llorado, aquí estaba ofreciendo todo. Mi corazón, mi vida y mi cordura. Ella me importaba más que cualquier otra cosa y sabía que no podría resistir está soledad sin ella. Era ya demasiado importante para mí simplemente.

Estaba a sus pies y sinceramente no sabía que hacer. Si ella aun así se iba y me dejaba las cosas incluso iban a peor. Podría terminar incluso terminar con mi vida o ir de alones aunque supiera que nunca terminaría este juego solo, pero era mejor que nada. Mientras supiera que está bien...¿O qué si ella llegaba a morir? ¿qué haría? Ya bastante tenia con saber que muchos murieron y que la gente estaba en riesgo de morir por algo en que ayude. Pero si ella moría nunca me lo perdonaría.

Sus manos me rodearon y sus labios besaron mi rostro, Luego en sus brazos pronto una gran calma y felicidad comenzó a inundándome entero conforme la escuchaba aunque al mismo tiempo me entristecía porque sabía que esto la estaba dañando, la estaba entristeciendo. Al parecer si había mentido con lo de chico, sentía herirme y más que nada me dijo que la asustaba, cuando la abrazaba, le sonreía o cuando estaba cerca lo que me hizo abrir los ojos como platos tratando de entender sus palabras. No creo ser un tipo con una personalidad que asuste en cada cosa que hago y al mismo tiempo es claro que le importo mucho, me abraza, llora por mi y se preocupa ¿Entonces sería posible que la asustara algun sentimiento que le causo en realidad?

Levanté la vista para ver sus ojos directamente. Puede que me equivocara, puede que fuera sólo unos sueños guajiros míos, pero la quería y quería que esto que sentía fuera real.

Levanté mi mano y acaricie suavemente su rostro con mi diestra para hacer que me viera a los ojos y le sonreí con ternura y tranquilidad.

-Yo no quiero que la gente mi genio alabe. Ni quiero que por celos les desagrade. Una vida tranquila y despreocupada quiero mostrar, aunque en el fondo algo de todos he de ocultar. Siempre he estado asustado de la humanidad. Asustado de ser rechazado, encelado y recentido. Con nadie soy yo realmente. Pero tú eres diferente, tu me conoces y yo te conozco. Eres la persona más importante para mí, lo fuiste desde que te conocí hace diez años, tres meses, dos semanas y 3 días. Desde entonces no sabía porqué pero al ver tus ojos supe que algo estaba empezando. Mi genio realmente está sobrestimado a escalas universales si me ha tomado todo este tiempo realizar que te amo. Desde el primer momento que te conocí, hasta hoy y no me cabe duda que muchos años despues. Soy un idiota, que trata de no tomarse muy enserio las cosas para no ser apartado las cosas. Tengo también miedo, nunca me había interesado por nadie románticamente hablando, probablemente porque en el fondo estaba enamorado de tí. Pero ahora que estamos en este mundo te prometo que seré serio por una vez y usaré todo lo que tengo para asegurarme que estés bien y prometo que nunca, jamas de los jamases me apartaré de tu lado, nunca me perderás ni menos te perderé. Quiero estar contigo cada día, todos los días en este mundo hasta que logremos salir de él y cuando eso pase lo primero que haré será hacer lo que ahora voy a hacer. Ahora yo Maximillian Von Alexandros, declaro al mundo que eres la mujer más maravillosa del mundo, tan maravillosa que sinceramente no te merezco, pero que al mismo tiempo no puedo vivir sin ti.Y que juro por lo más sagrado que prometo hacerte feliz, protegerte y cuidarte hasta el fin de los tiempos. Porqué te amo y quiero estar contigo para siempre-

Sonreí de la manera más dulce y confiada posible antes de acercarme para poder besarla con pasión...pero sobretodo con amor. Ya no queria que lo que dije se quedase en palabras, quería demostrárselo con sentimientos, con acciones. Quería transmitirle con ese beso todo el amor y seguridad que tengo en mis palabras para que nunca, de los nunca vuelva a temerle a las sensaciones que le causo. Sino que las abrace con amor en su corazón así nada ni nadie pueda separarnos nunca jamas.


"My reason to live is in your smile"
-Hablo--Narro--Pienso-
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Algunas veces debes arriesgarte a hacer una locura"
-Bitácora-     -Stats & Powers-     -Treasure Box-      -ID-
avatar
Maximillian
Nivel 2

▪ Love : 1

Status
HP:
400/400  (400/400)
Agotamiento:
11/11  (11/11)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Jessica el Miér 05 Nov 2014, 6:36 am





Diablos ¿Que fue todo eso? ¿Que estaba diciendo? mis mejillas estaban humedecidas por las lágrimas, estaba llorando, lloraba frente a él como una niña. ¿Que era todo esto, que era esta confusión que sentía? Viví junto a él, tanto años de mi vida. Diez para ser exactos, era irónico como mi odio se había convertido en ¿amor? No lo sé, todo era tan confuso ahora. Sabía que me atraía, que me gustaba , pero desconocía si realmente estaba enamorada de él, no sabía lo que era estar enamorado de él. Nunca había salido con un chico, nunca me había interesado nadie,  y de pronto llega él, crece se convierte en un hombre y a mis Dieciocho alborota mis hormonas ¿Que clase de mal chiste es este?


Intenté ocultar mi rostro con el rojizo de mi cabello, escondí la mirada , intenté retroceder pero no pude, busque el modo de retractarme y no encontré salida. ¿Había hecho algún tipo de confesión? maldije, una y otra vez negando con la cabeza, no sabía que hacer, que decir, intenté abrir mis labios, intente que nacieran las palabras indicadas de ellos, pero no. Buscaba una solución, un remedio , algo que que reparara lo que hice o mejor dicho... ¡no! no buscaba una solución para lo que de mi boca salió, si en primer lugar hubiese mantenido la calmada ante el comentario estúpido que había emitido, no estaría aquí. No estaría acorralada, no estaría en este callejón, no estaría llorando entre sus brazos.


Intenta enfriarte Saya, intenta calmarte y busca una solución, tu puedes. Cálmate, me decía a mi misma, mientras buscaba algo que me ayudara a reparar lo que dije, quizás si decía que solo hacía referencia a que me importa demasiado, ayudaría, después de todo nos conocemos hace tanto que.. no, espera. Decir algo como eso lo empeoraría ¿entonces, que? vamos, piensa. Deja de llorar y piensa.

De pronto su cálida caricia me trajo de vuelta, mi mirada se cruzó con la ajena y estaba allí esa sonrisa tonta y dulce que me gustaba. Maldición.. ¿que haré?...

Una pequeña sonrisa se dibujo en mi rostro ante su acotación ¿Enserio, tenía contado hasta los meses y días? Tonto.. mi mirada se enterneció ante su comentario, estaba volviendo a la calma. Pero de pronto mi semblante cambio al escuchar la frase "Te amo" lucía asustada, pero a la vez estaba feliz de escucharlo. Era extraño sumamente extraño ¡Rayos! él esta acabando conmigo, basta por favor, te lo pido...

Intenté esquivar la mirada, mordiéndome el labio inferior. Era tan dulce y yo tan insegura, por primera vez me di cuenta que no estaba jugando, no estaba bromeando como de costumbre ¿pero enserio? ¿me ama? voltee a mirarlo, cada palabra se convertía en una promesa, y la distancia entre nosotros era cada vez más corta.

Mis mejillas se tiñeron de un leve rojizo y mis labios pronunciaron su nombre —Máx..— fue lo último que dije, antes de que sus labios se apoderaran de los míos, mis ojos se abrieron como platos, mis manos agarraron y presionaron, la tela de su prenda. Intentaba, volver a la calma pero él solo hacía que me enredara más. Sus labios eran dulce, no podía negarlo. De contextura suave y cálida, su boca se movía contra la mía, y a pesar de que al inicio me oponía a aceptar aquel beso, poco a poco fui cediendo.

Confirmado, estaba enamorada de él. Pero no podía aceptarlo, no ahora. Mordí su labio, y con mis manos lo empuje a unos cuantos centímetros de mí. Estaba avergonzada, tímida, mis mejillas ardían, no podía enojarme , me había gustado pero no quería demostrarlo—Tú...  ¡¡ ¿Como te atreves idiota? !! — exclamé cerrando mis ojos, mi voz sonó en alto. Después de todo, aquel era mi primer beso, debía usar eso de excusa para librarme del momento incómodo. No quería confesar mis sentimientos y aquello era mi única salida.


Intenté aparentar enojo, quería hacerle creer que me sentía ofendida por lo que había hecho. No quería tambalear en mis palabras, pero mis labios temblaban y los latidos de mi corazón se habían acelerado. —Escucha... es cierto que no tengo a nadie aquí, solo tú. Quizás aquello solo me esta confundiendo, al igual que a ti. Los acontecimientos que hemos vivido en estas últimas horas, nos tienen en shock. Te aprecio Máx... pero lo que estas sintiendo ahora... no es real.. Solo es una confusión momentánea, es mejor que regresemos a la posada..  pediremos una habitación, comeremos algo y luego..  iremos al campo a cazar.. en la noche podremos hablar mejor sobre esto..— No quería sonar dura. No quería lastimar a esa persona que consideraba importante..  pero ¿ y si lo que estaba diciendo era correcto? ¿Y si solo estaba confundido? Creo que estaba llegando al punto de creerme en mis palabras, a pesar de su confesión y lo sucedido.


avatar
Jessica
Nivel 1

▪ Love : 2

Status
HP:
200/200  (200/200)
Agotamiento:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Chains of hearts...[Saya]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.